Lorena  &  Javier

 

En la boda urbana de Lorena y Javier hubo saltos bajo el Arco del Deán, paseos por calles conocidas llenas de gente desconocida y un invitado inesperado  a las puertas de la Catedral de La Seo . Pensándolo bien es el invitado más predecible de esta ciudad, el cierzo se llevo el velo de la novia de paseo por las calles de Zaragoza pero no paramos hasta que regreso a la cabeza de su dueña.

Lorena llevaba una mariposa de pedreria en su vestido y al final del día  ellos dos acabaron volando sobre los tejados de la ciudad.

 

02.09.2017